viernes, 4 de abril de 2008

Tocados por plutón


1 comentario:

Ana Cuéllar dijo...

Comparto las palabras de Paracelso: "El astro está sometido al sabio, ha de regirse por él, y no él por el astro. el astro sólo rige,gobierna, coacciona y fuerza al hombre que aún posee en si una fuerte naturaleza animal, y que no puede hacer más que seguirla- como el ladrón no puede rehuir a los galgos, el asesino a la rueda del tormento, el pescador a los peces, el pajarero a los pájaros o el cazador a la caza-.
Pero ello se debe a que un hombre así no se conoce así mismo y no sabe utilizar las energías que yacen ocultas en él, y no sabe que también lleva el astro en sí, que es el Microcosmos y guarda en sí todo el firmamento con todas sus potencias. Por eso con razón puede ser llamado necio y tonto y ha de estar sometido en dura esclavitud a todo lo terreno y mortal".
"La Sabiduría del hombre no está al servicio de nadie ni es sierva de nadie; no se ha privado de su Libertad ni la ha dejado de la mano.Por eso el astro tiene que seguir al hombre y estar sometido a él, y no él al astro.
Aunque sea hijo de Saturno y Saturno haya cubierto con su sombra su nacimiento, puede sustraerse a su influencia; puede superarla y convertirse en hijo del Sol".
"El hombre sabio es el que rige su vida a partir de la sabiduría Divina y a imagen de Aquel según el cual ha sido creado. Este sabio gobierna ambos cuerpos: el "sideral", etéreo y el elemental, material. A ambos tiene que servir el hombre, y deambular por cada uno de ellos para cumplir la ley del Señor y encontrarse en armonía con la Naturaleza, con la Voluntad de dios y el Espíritu Divino.
No puede preferir el cuerpo mortal y su entendimiento a la imagen eterna, ni chocar con ésta en aras del cuerpo animal y contemplar la sabiduría del cuerpo animal como Salvación Eterna... El hombre Sabio vive conforme al modelo de Dios y no se rige por el mundo. Y quién vive a imagen de Dios supera al astro".