domingo, 20 de abril de 2008

Mundo Lunar


1 comentario:

Ana Cuéllar dijo...

"La luna es el satélite de la tierra. Esotéricamente representa al Alma que al encarnar trae las memorias emocionales a la conciencia temporal y al abandonar el cuerpo ayuda al hombre a realizar su trabajo de revisión en el plano astral.
A lo largo de la rueda de las encarnaciones la Luna establece el vínculo entre las experiencias en el mundo terrestre y las imágenes internas o memorias ancestrales. Ella es el archivo psíquico individual que otorga continuidad anímica al Fuego encarnante, y sin embargo también la mantiene atada a los automatismos y apegos emocionales.
Esta energía femenina es el gran registro cósmico que contiene las imágenes del inconsciente personal.Con la luna se activan los actos reflejos, las vivencias y los recuerdos de encarnaciones pasadas manteniendo prisionera a la persona a sus relaciones y vivencias kármicas. En la Luna se encuentran los miedos más primitivos, la necesidad de seguridad emocional y las reacciones aparentemente irracionales que no permiten al hombre actuar de manera libre.
Si el Sol guía al hombre hacia el futuro y la realización a través de un trabajo consciente, la Luna, por el contrario, lo mantiene preso a las vivencias pasadas a través de profundos lazos emocionales, impidiendo la evolución y el desarrollo de la individualidad".Ariell Chris y Laura Morandini(Círculo Azoth)